194 IQ – La Memoria de Ramón Campayo.

Pues hoy me gustaría recomendar a mis peques que investiguen un poco en la página de otro albaceteño increíble, Ramón Campayo. La prueba de que los ordenadores jamás nos superarán en nada y que el ser humano tiene capacidades increíbles y mejorables con el entrenamiento adecuado.

Ramón Campayo, yo no lo definiría como una persona normal, de hecho, sus capacidades mentales están muy por encima de la media, quiero decir con esto, que si entrenas como él propone no creo que llegues a hacer lo que él hace, pero si conseguirás mejorar tus propias capacidades en cuanto a memoria se refiere. Su método, basado en la asociación inverosímil de ideas, puedo decir, que a mi me ha funcionado y a muchas otras personas.

El ser humano tiene unas capacidades increíbles, y cada uno de nosotros tendríamos que explotarlas lo máximo posible, el problema es que cuando topamos con obstáculos que creemos insalvables nos paralizamos y no seguimos por ese camino. Pues, en el ámbito de la memoria, Ramón nos abre la puerta para que esta capacidad no sea limitante para nosotros. Requiere entrenamiento sí, pero como muchas otras cosas en la vida. Sus técnicas concuerdan con mi idea de SER LA MEJOR VERSIÓN POSIBLE DE UNO MISMO en otra faceta más de la vida. En este blog, ya llevamos varios temas importantes: la nutrición, la parte psicológica y ahora la memoria.

En su web, Ramón Campayo se describe como ” el memorizador más rápido de la historia. El 8 veces Campeón & Recordman Mundial ha ganado más de 70 torneos internacionales, ha escrito 6 best seller traducidos a una veintena de idiomas, y es el creador del sistema de competición y alto rendimiento “Speed Memory”. De su excepcional escuela forman parte los memorizadores más rápidos del mundo en la actualidad.”

Algunas de sus proezas:

* 23.200 palabras en 72 horas, tras oírlas una sola vez, recordando la posición exacta de cada palabra y su número de orden. Ej: ¿Cuál es la palabra nº 18.327? De 500 palabras escogidas al azar acertó 498 y tuvo 2 errores. Exhibición realizada ante notario en las pruebas de selección del programa “Rompiendo Records”. Barcelona, 1987.
 
* 6 mazos de cartas (240) extendidas sobre una mesa, sin verlas (con los dos ojos vendados), tras oírlas una sola vez y de forma salteada, en 18 minutos exactos. Recitadas todas las cartas sin errores.
 
* 5 mazos de cartas sin verlas teniendo 2 errores en el programa de Televisión Española “¿Qué Apostamos?”. En ensayos previos lo hizo sin fallos, y en un tiempo record de 40 segundos.
* 15 Records Mundiales de memorización rápida conseguidos el 9 de noviembre de 2003 en Starnberg (Alemania), en 4 pruebas distintas, y en un espacio de tiempo inferior a una hora.
 
* 9 Records Mundiales de memorización rápida conseguidos el 7 de noviembre de 2004 en Starnberg (Alemania), en 5 pruebas distintas.
* También ha memorizado media guía de teléfono, signos raros, figuras, colores, caras y nombres de personas, etc.
 
* Su velocidad de lectura comprensiva es superior a las 2500 pal/min, 12 veces la de un estudiante universitario.
 
* Es miembro de “MENSA”. Posee un C.I. de 194, uno de los cocientes intelectuales más altos del mundo.

Está claro que es un ser excepcional, pero nos enseña a conseguirlo nosotros también, dentro de nuestra capacidad.

En una de sus conferencias cuenta que iba camino de Alemania para dar una charla y no tenía ni idea de alemán y en lo que duró el vuelo, aprendió las palabras suficientes para poder dar esa charla en alemán.

Además tiene métodos para aprender idiomas y técnicas de lectura rápida. Se puede profundizar más comprando alguno de sus libros.

Yo intento llevar en mi cabeza siempre su casillero mental de 100 números. Consiste en sustituir cada número por una serie de letras con una afinidad a ese número concreto y se forman palabras para definir esos números. Ejemplo:

1 – t, d.  4 – c, q, k 7 – f               0 – r

2 – n, ñ. 5 – L         8 – ch, j, g

3 – m     6 – s, z     9 – v, b, p

De esta manera, puedes memorizar un número de teléfono sustituyéndolo por letras, por ejemplo: 9 0 6 3 5 0 8 – B R Z M L R G – brazo muy largo (es más fácil acordarse de “brazo muy largo” y asociarlo a esa persona, que el número sin más).

Si queréis profundizar más, visitar su web, leer sus libros, acudir a sus charlas, inscribiros en sus cursos, etc.

Solo se vive una vez, aprovechar todas las oportunidades  que os dé la vida. Tened en cuenta a vuestro paisano Ramón Campayo en vuestra andadura por la tierra.

Hasta el próximo post a todos. A mis peques las veo en cuanto deje de escribir. Ciao.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *