Una vieja historia: Emprender. Apuntes de un aprendiz.

Convertirse en emprendedor y no tocar el concepto “motivación” es prácticamente imposible.

Ahora no te guía un líder externo, te guías tu solito. Pero no por ello estás solo en el mundo, Ohhh noooo.

 Antiguos conceptos que seguro les pueden valer.

Cuando uno se separa del rebaño y se encuentra solo en la inmensidad del mundo, produce un efecto “GLUPS” que empieza en la boca del estómago y te envuelve por completo, es como una vibración positiva que te activa y transforma por completo.

Cuando superas esta primera sensación y decides ponerte manos a la obra en tu idea, te das cuenta de como fluyen las cosas. Lo que podías creer que era un trabajo, se convierte en una diversión, porque realmente haces los que quieres. Creas y creas y no paras de crear. Pasión, sentimiento, despertar de los sentidos… Todo bien. Pero llegan los obstáculos. Ohhhh sí. Claro que llegan.

Vuelve ese “GLUPS” inicial, pero esta vez lleva consigo una sensación de vacío.

Es en este momento, donde comienza la lucha interna. Aquí es donde se pone a prueba tu determinación sobre la primera decisión que tomaste cuando decidiste emprender y salirte de la corriente que a todo el mundo arrastra. Yo diría que este momento es igual de importante que el de la elección inicial de emprender. De como salgas airoso de este primer contratiempo se marcará tu futuro personal y laboral. Aunque a partir de ahora, todo queda mezclado, ya no hay un mundo laboral y un mundo personal. Todo forma parte de lo mismo TÚ, ya no sientes trabajar para nadie y por lo tanto no sientes perder tu tiempo desarrollando algo que pensó otro y a ti no te movía nada más que por conseguir una cierta cantidad de dinero cada mes.

Pero como decía, nos hemos encontrado con el primer contratiempo. No se trata de una barrera externa que alguien nos haya puesto. Es, ni mas ni menos una crisis interna. Dudamos de si somos capaces de sacar adelante aquello que pensamos en un momento de inspiración. Pero nuestra cabeza, que es muy “jodida” nos dice: “NO PUEDES”. Y empezamos a replantearnos todo…

Es en este momento donde hay que recurrir a ayuda externa si no eres capaz de reaccionar adecuadamente. Sí amigos, existe gente que te puede echar una mano en este momento por varios motivos: porque ya han vivido esto, porque saben qué hacer, porque se dedican a esto y además lo hacen encantados.

De repente te das cuenta de que existe un universo paralelo de gente que está allí puesta para que puedas seguir andando paso a paso y que te hacen ver que todos esos procesos mentales por los que pasamos son absolutamente normales y no solo eso: TE GUÍAN para que puedas seguir andando por el camino que decidiste tomar en un momento dado.

Aquí es donde aparece el COACHING en mi vida. Coaching entendido como CAMBIO. Se une lo consciente con lo inconsciente, se aprende a escuchar sin juicios, las preguntas poderosas (¿PARA QUÉ?), empoderamientos, intenciones positivas, elecciones positivas, responsabilidad, etc.

La vida es 10 % lo que te pasa y 90 % lo que haces con lo que te pasa. (Anónimo)

Convertirse en emprendedor y no tocar el concepto “motivación” es prácticamente imposible.

Ahora no te guía un líder externo, te guías tu solito. Pero no por ello estás solo en el mundo, Ohhh noooo. La ayuda llega y el 7º de Caballería acude a tu rescate. Solo has de estar preparado en cada momento para recibir lo que quieres recibir.

Las cosas buenas pasan a quienes las esperan, las mejores a quienes van a por ellas. (Anónimo).

Hay que aceptar el miedo par dar paso a la valentía. Esta es mi preferida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *